6 Tips para Proteger tu Piel Cuando te Expones al Sol

Siempre que llega la época de verano, empezamos a preocuparnos por proteger nuestra piel del sol. Existe mucha controversia con respecto a la exposición al sol y sobretodo en el tema de los protectores solares químicos y físicos. Hay estudios que defienden la utilización de unos o de otros.

Yo particularmente desde hace tiempo utilizo filtros solares físicos pero también he dejado de exponerme al sol como lo hacía antes. Cuando estoy en la playa o piscina siempre trato de estar en sombra e ir en las horas más recomendadas para tomar el sol. Pienso que todo está en encontrar un equilibrio: si no abusamos de la exposición tampoco vamos a necesitar utilizar mucho protector solar.

Pero no es mi intención entrar aquí en controversias, cada quien toma la decisión que mejor le parezca. La verdad es que el sol es muy importante para nosotros: nos ayuda a sintetizar la vitamina D. la cual es esencial, entre otras cosas, para el mantenimiento de la mineralización ósea ya que ayuda a absorber el calcio; mejora nuestro estado de ánimo, ya que aumenta la producción de serotonina, mejora el ritmo circadiano, entre otras.

A pesar de estos beneficios es muy importante que nuestra relación con el sol sea responsable, ya que si abusamos de la exposición a éste podemos causar daños a nuestra piel. Algunas de las medidas que podemos tomar son las siguientes:

  1. No tomar el sol durante las 12 del mediodía y las 5 de la tarde.
  2. Utilizar protector solar con buen factor de protección si vamos a estar expuestos mucho tiempo.
  3. Utilizar gafas de sol.
  4. Utilizar gorras, sombreros y ropa con protección solar (esto es muy recomendable en niños).
  5. Beber mucha agua.
  6. Evita tirarte a recibir el sol mucho tiempo para buscar broncearte, ya que esto puede no solo provocarte manchas en la piel sino también fotoenvejecimiento (esto quizás no lo notes a corto plazo pero a largo plazo lo notarás).

No se trata de no tener contacto con el sol sino de hacerlo de forma consciente, ya que si no lo hacemos de esta forma el ratito que lo disfrutamos y el colorcito que nos deja que tanto nos encanta se pueden convertir en muchos problemas para nuestra piel.

Es tu piel, es tu decisión

Con cariño,

María