Limpiador Bifásico: Receta Fácil y 100% Efectiva

Uno de los pasos que me parece super importante dentro de la rutina facial es el de la limpieza del rostro.

Es verdad que pienso que no debemos limpiar excesivamente ni ser muy agresivas en cuanto a la limpieza pero es importante limpiar nuestra piel, ya que, aunque no la maquillemos mucho, ésta se ensucia y si no la limpiamos se pueden acumular impurezas, taparse nuestros poros y de esta forma podrían empezar a producirse problemas como granitos, piel grasa, y además los activos de las cremas o sueros que apliquemos sobre ella no se podrían absorber correctamente.

Otra consecuencia de no limpiar nuestro rostro es que se podría empezar a ver opaco.

Cuando maquillamos nuestra piel es más importante todavía que eliminemos bien el maquillaje antes de irnos a dormir. Durante la noche, nuestro cuerpo puede reparar nuestra piel y aprovechar todos los principios que contienen las cremas y demás tratamientos que le aplicamos pero esto sólo puede ocurrir de forma correcta si antes de aplicarlos tenemos la piel bien limpia.

Una forma muy efectiva de eliminar completamente el maquillaje es hacer lo que se conoce como “doble limpieza”, que a mi me gusta muchísimo. Esta limpieza consiste en retirar nuestro maquillaje con un limpiador a base de aceite (yo a veces utilizo simplemente aceite de coco y funciona perfecto) y después limpiar con un limpiador a base de tensioactivos (que podría ser un agua micelar o un gel limpiador por ejemplo).

En el mercado hay muchísimas opciones pero yo hoy te traigo una RECETA DE LIMPIADOR BIFÁSICO, super fácil y efectiva que puedes preparar en casa. Como su nombre lo dice un limpiador bifásico está compuesto por dos fases (una oleosa y una acuosa) que a diferencia de una emulsión van a estar separadas y antes de usarlo vamos a agitarlo para que se mezclen temporalmente, impregnaremos un algodón con la preparación y aplicaremos sobre la piel para ir retirando el maquillaje.

Vamos a utilizar ACEITE DE COCO, que es un aceite que me gusta mucho para este tipo del preparación ya que él por sí solo es un excelente desmaquillante (yo muchas veces lo utilizo para quitar cualquier tipo de maquillaje). ACEITE DE GIRASOL que es un aceite fácil de conseguir y con buenas propiedades. HIDROLATO DE ACIANO que es antiinflamatorio por lo que se usa mucho para preparaciones para contorno de ojos. GLICERINA, que va a ayudar a humectar nuestra piel.

NOTA: me gusta utilizar aceites de primera presión en frío y ecológicos.

RECETA

Fase Acuosa:

  • 10 gramos de hidrolato de aciano (puedes sustituir por agua destilada o por otro hidrato que te guste).
  • 15 gramos de agua destilada.
  • 1.5 gramos de glicerina.

Fase Oleosa:

  • 8 gramos de aceite de coco (si vives en un lugar donde hace mucho frío puedes sustituirlo por otro porque podría solidificarse (en este caso con calentarlo un poco se resuelve).
  • 15 gramos de aceite de girasol (puedes sustituir por otro que te agrade o por un oleato que te guste).
  • Conservante:
  • 0.6 gramos de Sharomix 705 (podrías utilizar otro conservante y verificar las especificaciones del fabricante con respecto a la dosificación).

Procedimiento:

En un envase agrega la fase acuosa y mezcla bien. En otro envase agrega la fase oleosa y mezcla bien. Agrega una fase sobre la otra, mezcla bien y agrega el conservante. Mide el Ph y ajusta en 5.5. Envasa en un tarro preferiblemente de cristal.

Modo de uso:

Antes de utilizarlo agita bien para que se mezclen las dos fases, impregna un algodón reusable con la preparación y pásalo por el rostro para ir retirando el maquillaje. Repite hasta haber retirado todo el maquillaje. Puedes, si quieres continuar la limpieza facial con un limpiador a base de tensioactivos y ya quedaría lista la piel para el próximo paso de la rutina facial.

Espero que animes a prepararlo.

Con cariño,

María