Aceite Corporal Para Después De La Ducha

Un paso importante en el cuidado de la piel es la hidratación/ nutrición.

En este sentido no a todo el mundo le gusta utilizar cremas y una buena alternativa a ésta es el ACEITE CORPORAL para después de la ducha.

Por eso hoy te traigo una receta FÁCIL y EFECTIVA que va a nutrir tu piel y no te dejará sensación grasosa.

Como ingredientes vamos a usar primero el ACEITE DE SÉSAMO, que es un aceite revitalizante. Nutre mucho la piel y es recomendado para pieles secas. Es un aceite caliente y se recomienda para hacer masajes. A mí me gusta también utilizarlo en recetas capilares. Otro ingrediente será el ACEITE DE ALMENDRAS que es un clásico en la cosmética natural. Es rico en vitaminas A, B y E y en ácidos grasos insaturados. Nutre mucho la piel y es uno de mis favoritos para preparaciones corporales. El ACEITE DE OLIVA que es rico en ácido oleico y ácido linoleico, nutre profundamente la piel (recomiendo utilizarlo virgen), tiene un olor característico pero a mi me agrada (podrías sustituirlo por aceite de almendras u otro que no tenga olor fuerte si no te agrada). Opcionalmente podemos incorporar aceites esenciales que no solo pueden aportar propiedades maravillosas a nuestra piel sino que también aportan aroma, lo cual a mi ME ENCANTA sobretodo si es un aroma que me ayuda a relajarme (uno de mis favoritos es el de lavanda).

Es importante utilizar este aceite con la piel húmeda porque el agua va a servir como vehículo para que se absorba. Por eso recomiendo utilizarlo en la ducha o justo al salir y dar un masaje al aplicarlo porque esto también ayuda a que se absorba y además nos ayuda a relajarnos y DARNOS UN CARIÑITO que nunca está de más :).

Aqui te dejo la receta:

INGREDIENTES:

40 gramos de aceite de sésamo.

30 gramos de aceite de almendras.

23 gramos de aceite de oliva.

2 gramos de vitamina E tocoferol.

OPCIONAL: aceites esenciales (yo utilicé 5 gotas de lavanda).

PROCEDIMIENTO:

Pesa los aceites y colócalos en un envase. Agrega el aceite esencial y la vitamina E. Mezcla bien y envasa en un tarro preferiblemente de cristal con pipeta.

NOTA 1: puedes sustituir los aceites por alguno que te guste más, podrías usar uno solo de los aceites.

NOTA 2: Si tienes la piel muy seca y quieres hacer el aceite más nutritivo puedes agregar 5 gramos de MANTECA DE KARITE. En este caso el primer paso sería ponerla en baño de maría hasta que se disuelva y después agregar los aceites que hayas elegido.

MODO DE USO:

Después del baño, con la piel todavía húmeda toma una cantidad generosa del aceite y aplícala en la piel del cuerpo dando un masaje para ayudar a que se absorba. Después quita el exceso de humedad con la toalla.

Aprovecha el momento para tomar unas respiraciones mientras te das un masaje. Cada minuto que tomas para ti es importante

Espero que te haya gustado la receta y que la prepares.

Con cariño,

María